Get help from the best in academic writing.

Organizational Behavior Unit 4 Assignment

Organizational Behavior Unit 4 Assignment.

Applying a Personality Framework to the Hiring ProcessIn the near future, your company will be expanding its customer service department and you will be hiring 50 new employees. As HR manager, you have read about other companies using a personality framework for hiring. You are aware of the Myers Briggs Type Indicator and the Big Five Model used for identifying and classifying traits. Your Director has asked you to research the two frameworks and create a presentation. You need to address the following:Based on your research, choose a framework and explain how applying it to the hiring process can be used to select a candidate?What are the advantages and disadvantages of using the framework you chose for hiring?Create a 10-slide PowerPoint presentation (not including a title slide and a reference slide). Use Designing an Effective PowerPoint presentation template found in the KU Writing Center as a guide. To prevent your slides from being crowded, please use the notes section to explain the slides in more detail.
Organizational Behavior Unit 4 Assignment

Poker de Espanto en el Caribe. Póker de Espanto en el Caribe Introducción Algunas regiones en América Latina han sido escenario de una variedad y amplia de sangrientas dictaduras, y por periodos tan prolongados, como el Caribe. Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana; Anastasio Somoza, Tacho, en Nicaragua; Marcos Pérez Jiménez en Venezuela, y Fulgencio Batista en Cuba, constituyen las cuatro tiranías que en la década de los cincuenta del siglo XX armaron un Póker de espanto en el Caribe. Su autor, Juan Bosch, uno de los más destacados líderes políticos, intelectuales y humanistas dominicanos, que pasó veintitrés años de su vida en el exilio, analiza las causas económicas, sociales, políticas e incluso psicológicas que dieron origen y sostuvieron dichas dictaduras. La obra, escrita de salto en salto, de país en país, de exilio en exilio, en una América Latina convulsionada, con golpes de Estado, tiranicidios, guerras civiles y revoluciones armadas, refleja, como ninguna, los procesos del exilio a los que tantos se han visto obligados, en América Latina y el Caribe, víctimas del despotismo. A más de cincuenta años de haber sido escrito, Póker de espanto en el Caribe es un clásico en su género. La Universidad Nacional Autónoma de México se honra en editar en México esta obra fundamental para la comprensión de los procesos sociales y políticos en América Latina y el Caribe, a cien años del natalicio de su autor. Biografía del autor Juan Bosch nació en La Vega, República Dominicana, el 30 de junio de 1909 y murió en Santo Domingo el 1 de noviembre de 2001. El profesor Juan Bosch, narrador, ensayista, educador, historiador, biógrafo, político, ex-presidente de la República Dominicana, inició su carrera literaria con un pequeño libro de cuentos, Camino Real (1933), donde narraba en gran parte lo que había visto, escuchado y vivido en su pueblo, La Vega. De esa misma época, es su primera novela breve La Mañosa (1936), donde el personaje central es una mula y el narrador es un niño enfermizo. Después, antes de salir al exilio, donde viviría durante más de veinte años, el precursor del cuento dominicano publicaría sus cuentos en periódicos y revistas dominicanas. De aquella época son «La mujer» (cuento que ha sido seleccionado por casi la totalidad de las antologías de cuentos de Hispanoamérica), «Dos pesos de agua» y «El abuelo». Pero cuando el profesor Bosch regresó a la República Dominicana, apenas los más viejos conocían que era cuentista. A su llegada, se reunieron sus cuentos en dos volúmenes: Cuentos escritos en el exilio (1964), que incluía «Cuento de Navidad» y «Manuel Sicurí», publicados en ediciones independientes en el extranjero, y Más cuentos escritos en el exilio, (1964), donde se incluyeron, también, cuentos publicados en ediciones independientes, como «La muchacha de la Güaira», publicado en Chile, en 1955. Pero Bosch ya había publicado libros, en el extranjero, no precisamentede cuentos, que lo habían dado a conocerer en otros países como biógrafo y ensayista, antes que en su propio país, como Hostos, el sembrador (Cuba, 1939), Judas Iscariote, el calumniado (Chile, 1955). Aunque dejó de escribir cuentos desde los años sesenta (el último o escribió para una antologia de cuentos para niños, preparada por el pianista, poeta y dramaturgo Manuel Rueda), el profesor Bosch es reconocido como el precursor del cuento y, sobre todo, de la narrativa social dominicana.). Con una prosa imitada por pocos narradores dominicanos de hoy (por lo díficil, aunque se trate de decir lo contrario), en los cuentos de Bosch la problemática social (la preocupación por el hombre y por la fuerza de los procesos sociales que ejercen sobre el individuo) es tratada desde diferentes ángulos, sin hacer, casi siempre, alusión a sistemas o gobiernos determinados. Pero no sólo los cuentos del profesor Bosch son guías para el cuentista, si no que sus Apuntes sobre el arte de escribir cuentos es un texto para los estudiantes de otros países como Cuba, llegando a llamar la atención del narrador colombiano Gabriel García Márquez, quien ha declarado más de una vez que Bosch es su profesor). La última creación narrativa del profesor Bosch, la novela El oro y la paz (Premio Novela Nacional de Literatura, 1975), aunque escrita en dos versiones, a primera en 1957, mientras el escritor se hallaba viviendo en Cuba, en su primer exilio, y la segunda versión en Puerto Rico, 1964, donde estuvo pasando su otro exilio, es una obra maestra en a Literatura dominicana). Las obras de Bosch comprenden, también, ensayos y biografías de grandes figuras de la historia sagrada. Es díficil, por no decir imposible, resumir los temas en los cuentos de Juan Bosch. Hay, sin embargo, dos preocupaciones que aparecen en sus mejores cuentos: los problemas sociales, y la preocupación filosófica (por no decir, existencial). Ahí están «La nochebuena de Encarnación Mendoza» (para nosotros, su cuento más perfecto), «Los amos», «Luis Pié», «La muchacha de la Güaira», «Dos pesos de agua» y «La mujer» para probarlo. Producción literaria Obras: Narrativa: Camino Real (1933) Indios (1935) La mañosa (1936) Dos pesos de agua (1941) La muchacha de la Güaira (1955) Cuentos de Navidad (1956) Cuentos escritos en el exilio (1962) Más cuentos escritos en el exilio (1962). El oro y la paz (1975 Ensayos: Mujeres en la vida de Hostos (1938) Hostos, el Sembrador (1939) Apuntes sobre el arte de escribir cuentos (1947) Judas Iscariote, el Calumniado (1955) Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo (1961) David, biografía de un rey (1963) Breve historia de la oligarquía (1970) Composición social dominicana (1970) Tres conferencia sobre feudalismo (1971) Breve historia de la oligarquía (1971) El Napoleón de las guerrillas (1976) El Caribe, fronterra imperial: de Cristóbal Colon a Fidel Castro (1978) Viaje a las antípodas (1978) Conferencias y artículos (1980) La revolución de abril (1980) La guerra de la Restauración (1980) Clases sociales en la República Dominicana (1983) Capitalismo, democracia y liberación nacional (1983) La fortuna de Trujillo (1985) La pequeña burguesía en la historia de la República Dominicana (1985) Capitalismo tardío en la República Dominicana (1986) Máximo Gómez: de Monte Cristi a la gloria (1986) El Estado, sus orígenes y desarrollo (1987) Textos culturales y literarios (1988) Dictaduras dominicanas (1988) Póker de Espanto en El Caribe. Temas económicos (1990) Breve historia de los pueblos árabes (1991). Aportes dado a la literatura Juan Bosch fue un hombre de pensamiento y acción en todo lo que se propuso, marcando auténticamente con sus aportes políticos y literarios a la sociedad dominicana. De sus contribuciones a la política nacional queda poco de qué hablar, mientras que de su pasado literario todavía van surgiendo detalles que terminarán conformando definitivamente el perfil del que fue el más destacado literato dominicano del siglo XX. En principio, en el campo de la poesía Bosch se declaró admirador del Movimiento Postumista, pero en el cuento y la novela quiso crear su propia escuela, a la que bautizó “El Conchoprimismo Literario”, no sin que aparecieran, en el mundo literario dominicano, los que se burlaron y trataron de ridiculizarlo. La escuela “conchoprimista” que Bosch intentó establecer en 1934, partía del criterio de que en la República Dominicana y el arte “tenían que hacerse sobre tradiciones criollas”, tomando como materia prima lo que había significado en nuestra historia el personaje de Concho Primo, caracterizado por el coraje, el instinto, la generosidad y el fuego que incendiaba su sangre y la carne: “Concho Primo fue cada hombre que dejó el quicio de su casa, al brazo el machete, a la cintura el revólver, bajo las piernas el espinazo del caballo, a quienes no empujaba el deseo de hacerse libres, ni ricos, ni de volver aureolados de glorias para ofrendarlas a una mujer”. Su novela La Mañosa fue la conclusión de aquel esfuerzo. Aunque Juan Bosch ya había publicado numerosos cuentos, cuando comenzó a promover su “escuela” era todavía un desconocido en el mundo literario dominicano y hasta lo creían inexistente pues había gente que creía que nombre era el seudónimo de algún intelectual interesado en que no se conociera su verdadera identidad. El Conchoprimismo estaba influenciado por el Criollismo, de moda entonces en Latinoamérica. Bosch define su escuela con las siguientes palalabras: “Aquí en Santo Domingo, quizás si a consecuencia de pobreza en la flora y fauna y también ausencia de una raza nuestra, nos hemos dedicado a los acontecimientos y con ellos a los hombres. Pero éstos, manejados como cosa: instintivos, impulsivos, bastos. Nada de pensamiento destilado. Y como no tenemos otra historia que la de la sangre, hemos tomado la bandera que yacía en el suelo, pudriéndose, desde la llegada de los yanquis. La hemos tremolado, así desgarrada, enfangada y hedionda. Ahí ha nacido el “Conchoprimismo literario”, que lo será artístico antes de poco tiempo en todo el frente de las artes”. Juan Bosch fue desde el principio cuentista y se dio a conocer a partir de 1931 en la revista Bahoruco, dirigida por el venezolano Horacio Blanco Bombona: “Un buen cuentista dominicano”, titulaba Blanco Bombona, y decía “Hemos publicado en los últimos números de Bahoruco cuentos del escritor dominicano Juan E. Bosch. No nos gusta prodigar elogios a diestra y siniestra, porque creemos que ese sistema ha malogrado a más de un joven escritor que con esfuerzo y estudio pudo hacer algo que valiera la pena. Pero no queremos dejar pasar inadvertida la capacidad de nuestro colaborador Bosch para el cuento. En breves páginas capta un suceso, un ambiente y con una sobriedad, digna de encomio, escribe su relato. Nos parece que a la República Dominicana le ha aparecido un buen cuentista. Bosch es vegano de nacimiento y acaba de retornar al país de un viaje de dos años por la península y por algunos países de Hispanoamérica de los que rodean el mar Caribe”. En los cuentos aparecidos en Bahoruco ya se iba definiendo el costumbrismo campesino dominicano en que desembocaría el “Conchoprimismo”. En Carteles, revista cubana que se leía en Santo Domingo, apareció en marzo de 1932 el siguiente comentario sobre uno de sus escritos: “La Mujer, un cuento de Juan Bosch, el primer cuentista dominicano del momento. Domina el género y tiene la rara virtud de narrar con una sencillez que da relieve al tema. La Mujer es una tragedia rural dominicana”. Refiriéndose a ese comentario de la revista Carteles, se dijo en Bahoruco: “Hace un año comenzó Bosch a publicar sus cuentos en este semanario. Desde el primer cuento advertimos que se trataba de un vigoroso talento de narrador, que pinta las costumbres campesinas en una sobria y precisa prosa. En una palabra, que había alcanzado maestría en el difícil arte del cuento a una edad muy temprana, pues Bosch en la actualidad sólo cuenta veinte y tres años. Nosotros repetimos varias veces que no conocemos sino dos grandes cuentistas dominicanos, entendiendo por tales a los que tratan temas criollos. Uno era José Ramón López en sus buenos tiempos. El otro es Bosch”. A principio de 1933 Bosch leyó cuentos junto a Fabio Fiallo y Tomás Hernández Franco en los salones del Club Nosotras. En la crónica noticiosa aparecida sobre esta actividad, se lee lo siguiente: “Fue anunciada la lectura de cuentos de tres de nuestros cuentistas, Juan Bosch, Hernández Franco y Fabio Fiallo. Bosch, el menor y el primero, es cuentista de procedimientos modernísimos. Nada de autobiografía, ni de propia psicología. Es la vena de agua pura y cristalina que lleva, sin saberlo, el alma de nuestra montaña. En el año citado, publicó Juan Bosch su primer libro de cuetos, Camino Real, terminando de situarse como el mejor narrador dominicano y rompiendo con la creencia generalizada de que él “era un seudónimo y era, sin embargo, nuestro mejor cuentista. Aun después de haber publicado muchos cuentos en las columnas de este semanario, se nos decía como dudando de su existencia: ¿Y ese Bosch, a quien nunca hemos visto, donde vive? Y respondíamos invariablemente: Escribe, luego existe y mora en la Avenida Capotillo” Desde antes de 1934 Bosch se batía en una descarnada polémica pública con Héctor Incháustegui Cabral y otros de sus compañeros, quienes criticaban sus poemas y narraciones costumbristas. Refiriéndose a Bosch y a su “escuela”, Incháustegui cuenta en el “Pozo muerto” (1960), detalles de ese debate: “Como creía en los nacional le hicimos la guerra a cuantos pretendieron injertar en la literatura dominicana el Romanticismo Gitano de García Lorca. Pero no era contra el poeta, fue contra el programa, vamos a llamarlo así, de los que consideraban que era necesario, para la tradición y para la historia, que se cantara en romance la vida, las hazañas, de los grandes de las guerras civiles. Una persona, que no era poeta, lanzó la idea, trazó el ideario diríamos mejor, desde las páginas de Bahoruco (…). Entonces escribía unos Marginales. Una sección un poco en broma (…). No recuerdo todo lo que dije, pero le debió parecer muy fuerte. Hablaba, eso sí lo recuerdo, de un “polizón sentimental”que nos acababa de llegar de España, de un contrabando literario que estaban tratando de introducir en el país. Se molestó muchísimo y me salió al encuentro la semana siguiente. (…). Aquello era la indignación patriótica en letras de molde. (…). Blanco Bombona me llamó. Debía tener cuidado porque ése era un muchacho violento. Lo mejor era dejar las cosas en donde estaban y no replicar para evitar desagrados más profundos. Yo sonreí. Él era amigo mío y la disputa se limitaba al puro campo literario.” Bosch llegó en aquellos meses a anunciar, cuando publicó “El cobarde”, que se retiraría del cuento costumbrista dominicano, lo que llevó a Blanco Bombona a decir: “Ni debe, ni puede. No puede porque el alma de su pueblo le bulle en el sensorio de manera tal, que él no tendría fuerza para evadir el imperioso reclamo a la hora de la creación literaria. No debe: porque seria restarle a su patria un aporte que la significa y la cataloga dentro de un género literario. Esperamos, pues, que esta resolución de Bosch, sea transitoria”. Bosch, además de escribir cuentos escribía y publicaba en Alma Dominicana poemas costumbristas, un poco influenciado por el Romancero español. En Alma Dominicana Juan José Llovet y Juan Bosch eran los redactores, mientras que Emilio A. Morel era el director. La admiración de Bosch por los escritores que se ubicaban en el “Conchoprimismo”lo llevó en agosto de 1935, a promoverlos, como hizo con José Rijo, por tener éste el “corazón machacado en el pilón del campo y rezumante de todas nuestras virtudes, me parece haber encontrado un verdadero cuentista. (…). Dos cosas admiro en José Rijo, su personalidad, ya que no se parece a ningún escritor dominicano, y el amor con que carga ‘su provincia al pecho’. Eso lo salvará. Por órgano suyo ruego a los jóvenes maestros del cuento nacional (maestros, no por lo que hayan hecho, sino por lo que critican y por la arrogancia y aparente erudición que manejan), no ver en este primer cuento los defectos”. El aporte de Bosch fue universalizar lo dominicano en la literatura. Lo que dijo sobre Rijo, fue lo que al final lo inmortalizó a él en la política y la literatura universal: el amor con que siempre cargó la patria en su pecho; mientras que muchos de sus críticos son hoy pasto que devora la historia. Movimiento Literario al que Pertenece el Autor Formó parte en la capital dominicana del grupo literario que se denomino “la cueria”. Los últimos años de la década del 20 comenzó a acariciar la idea de escribir una novela y entregándose a esta labor, logro poner fin a la misma, coronando sus esfuerzos mediante la publicación de “la mañosa”, años después. En principio, en el campo de la poesía Bosch se declaró admirador del Movimiento Postumista. La escuela “conchoprimista” que Bosch intentó establecer en 1934, partía del criterio de que en la República Dominicana y el arte “tenían que hacerse sobre tradiciones criollas”, Breve Resumen de la Obra Anastacio Somoza, la carta nicaragüense Ningún pueblo de América nos ofrece una lección tan cabal como el de Nicaragua, en lo que se refiere a los frutos le la política caudillista ejercida en las cercanías de un poder en crecimiento listo a aprovechar la menor grieta para penetrar por ella y aumentar su expansión Los sucesos ocurrieron a mediados del siglo XIX, y al darse por terminados volvió el pueblo nicaragüense a dividirse en conservadores y liberales, los dos partidos que han señoreado el campo político nacional, separados al parecer por diferencias ideológicas pero unidos en un mismo procedimiento caudillista. En 1893 tomaron el poder los liberales, después de treinta años de gobierno conservador. El presidente liberal, José Santos Zelaya, estableció una dictadura que iba a durar diecisiete años, hasta fines de 1909. Esa dictadura no pudo ser más inoportuna, pues desde que en 1898 los Estados Unidos adoptaron la política de franca intervención, con fuerzas militares, en la zona del Caribe, toda conducta política tenía que ser planeada tomando en cuenta el peligro de una posible intervención. Un régimen tan duro como el de Zelaya dividía al pueblo nicaragüense mucho más de lo que ya lo estaba; ponía a su frente, de manera irreconciliable, no sólo a los perseguidos conservadores, sino además a la juventud, que en todas partes es generosa y enamorada de la dignidad; y gran parte de esos jóvenes pasaban a engrosar las filas conservadoras o, sin hacerlo, se mantenían en lucha contra la dictadura. El país está situado en el mismo corazón de Centroamérica, con Costa Rica al sur, Honduras y El Salvador al norte, al este el mar Caribe y al oeste el Pacífico. La mayor parte de la población ocupa más o menos un tercio del territorio, el que está situado ente el sistema montañoso que da al Pacífico y ese mar; y aun esa tercera parte se concentra más bien en un triángulo formado entre Granada, al sur, León al norte y la capital, Managua. Al sur, pegado a la frontera de Costa Rica en su orilla meridional, está el lago de Granada o lago de Nicaragua; en la orilla occidental, la ciudad que le da nombre. Ese lago se comunica con el Caribe por el río San Juan. Por allí subían los piratas y atacaban la ciudad de Granada. Por allí se pensó cavar el canal que después se hizo en Panamá. Durante largos años los nicaragüenses soñaron con que su territorio seria usado en la gran vía transmarina; y de hecho fue puente del Caribe al Pacifico cuando el descubrimiento de oro en California lanzó a miliares y millares de aventureros de la costa este norteamericana a las lejanas costas del Oeste. Hacia 1909 Washington descubrió que el dictador Zelaya estaba negociando acuerdos con Alemania y con el Japón para la construcción de un canal por esa ruta. El canal de Panamá no estaba inaugurado todavía; pero no tardaría en estarlo. Y Panamá era una lección demasiado dramática para no tomarla en cuenta. Ese recién nacido país no existía en 1902; era una provincia colombiana, y surgió como nación independiente a voluntad de Teodoro Roosevelt (aunque desde luego Roosevelt estaba actuando como delegado de muy vastos y complicados intereses) cuando Colombia se negó a aceptar las condiciones que imponía Washington para abrir el canal por el istmo panameño. El mismo Roosevelt lo diría en público ocho años después del establecimiento de la República de Panamá. Los conservadores habían producido numerosos levantamientos durante la administración de Zelaya; y a los conservadores volvieron sus ojos en Washington cuando se enteraron de las inoportunas negociaciones de Zelaya con alemanes y japoneses. El acuerdo entre conservadores y norteamericanos iba a durar años, y sería funesto para la vida de Nicaragua. Pero como se verá a su tiempo, los liberales no pueden acusarlos porque ellos acabaron desplazando a sus adversarios en el favor de los gobernantes estadounidenses y llegarían a extremos a que no llegaron aquéllos. Y es que bajo las etiquetas de partidos opuestos se guarecían en realidad dos huestes caudillistas, a cuyos líderes les interesaba el poder para ellos más que el destino de su pueblo. En octubre de 1909 el jefe de la guarnición de Bluefields, en la costa del Caribe, se levantó contra el gobierno de Managua. Era un liberal, pero se alió con los conservadores. Estos garantizaban la ayuda norteamericana al movimiento. La ayuda llegó a tiempo, con un cable del Secretario de Estado de Washington conminando a Zelaya a abandonar el poder o exponerse a ser atacado por la Infantería de Marina norteamericana. El ministro de la Guerra se alzó en armas; el presidente solicitó el desembarco de tropas norteamericanas, que lo hicieron por el puerto de Corinto. La Infantería de Marina yanqui sometió a los rebeldes a cañonazos, y el jefe del alzamiento fue hecho preso y enviado, no a una cárcel nicaragüense, sino aun presidio de la zona norteamericana del Canal de Panamá!. Después de haber debelado ese alzamiento el grueso de los infantes de marina salió de Nicaragua, pero quedó en Managua, la capital del país, una guarnición de algunos centenares de hombres cuya función aparente era proteger la Legación de los Estados Unidos; en realidad, su papel era advertir a los liberales que no se rebelaran. Para Washington, liberales en el poder significaba canal en Nicaragua manejado por potencias extranjeras. Desde 1912, después de la intervención armada extranjera en su favor, gobernaron los conservadores en paz y se celebraron y se ratificaron los pactos necesarios para garantizar que sólo los Estados Unidos podrían hacer un canal por Nicaragua, si algún día se construía. No hubo dictaduras conservadoras parecidas a la de Zelaya, pero hubo dieciocho años de gobierno con ninguna participación de los liberales. Bajo el amparo si se prefiere, por más justo, bajo el tutelaje de Washington proseguía la división de la gran familia nicaragüense; esa división agravaba, en vez de resolver, los problemas nacionales. Pero los norteamericanos veían los problemas desde el punto de vista de su interés; no paraban mientes en el interés de Nicaragua. Esa división fue causa de que en 1926, con el apoyo del gobierno mexicano, encabezado entonces por Plutarco Elías Calles, los liberales iniciaran una revolución, que comenzó por Puerto Cabezas, también en la costa del Caribe. De inmediato surgió a la superficie la alianza de conservadores y norteamericanos. La revolución tomó Puerto Cabezas y formé gobierno bajo la presidencia de Juan Bautista Sacasa; sus tropas, al mando militar del general José María Moncada, avanzaron hacia el interior. El 23 de diciembre intervino Washington en los sucesos dando a Sacasa veinticuatro horas de plazo para que abandonara Puerto Cabezas porque el territorio de esa zona había sido declarado neutral por la Infantería de Marina norteamericana. Esta tomó el lugar y echó al fondo del mar las armas de la revolución. Las fuerzas de Moncada avanzaban, sin embargo, y se combatía ya tierra adentro. En el año de 1927 comenzó a sentirse en Nicaragua el peso de un nombre hasta poco antes desconocido, el de aquel jefe- cilio derrotado por fuerzas gobiernistas a principios de noviembre de 1926. Habiendo ido a Puerto Cabezas a solicitar del presidente revolucionario armas con que volver a combatir contra los conservadores, el joven Sandino fue despachado con las manos vacías. Entre las mujeres públicas de Puerto Cabezas consiguió unos treinta rifles que ellas habían salvado de las aguas del mar, y unos seis mil tiros; remonté con esa carga el río Coco, en el norte de la parte oriental del país, y organizó un pequeño ejército en las montañas de Las Segovias. se joven guerrillero se había dado cuenta de que no había diferencias fundamentales entre conservadores y liberales: En 1927, también, comenzó a sonar otro nombre en Ni- ragua, el de Anastasio Somoza, que en virtud del acuerdo los liberales y conservadores bajo la tutela norteamericana, sé a ser jefe político del departamento de León. Se trataba un cargo importante, que tocaba a los liberales. Somoza había sido conservador, pero su matrimonio con una dama de distinguida familia liberal le había llevado a esas filas. Era hijo de un conocido conservador de igual nombre, que varias veces fe senador. Al parecer, Somoza heredó de su padre un temperamento ansioso de poder. El hijo fue enviado a estudiar a Granada, primero, y después a Filadelfia, donde cursé ciencias comerciales. Allí aprendió el inglés, que le sirvió para ser intérprete de las fuerzas de ocupación. Al volver a Nicaragua trató de establecerse y de hacer algunos negocios, con la ayuda del padre, sin tener buen éxito, y entró en la administración pública como funcionario de Rentas, también sin alcanzar buen éxito. Sus nuevos amigos extranjeros, su parentesco político con una familia distinguida y su presencia misma, que era agradable, le abrieron el camino para llegar a jefe político del departamento de León. Poco después, cuando el general Moncada pasó a ser presidente de la República, le designé su secretario en actividades militares . El presidente títere José María Moncada designó a Anastasio Somoza subsecretario de Relaciones Exteriores, y desde su nuevo cargo Somoza entabló amistad con el anciano ministro de Norteamérica, cuya esposa, una baronesa alemana, quedó fascinada por la simpatía del joven funcionario. Somoza tenía un carácter festivo y agradable presencia física. Su naturaleza psicolóqica no se parece a la de Trujillo, que es víctima de numerosos complejos de los cuales surge esa presencia a menudo torva o de untuosa melosidad, siempre falsa y excesiva. Somoza era más bien natural, sin tener miedo a la verdad ni a ninguna situación inesperada; dü ,, rápido para el chiste, oportuno, aunque desde luego dado a la vulgaridad tan pronto entraba en confianza. Esa manen e ser, y su tipo latino, le ganaron el favor de la señora baron Las Segovias, resolvió dejar ese problema en manos nicaragüenses; en vez de soldados suyos, que luchara la Guardia Nacional; si Sandino acababa triunfando que lo hiciera sobre sus compatriotas, no sobre la Infantería de Marina norteamericana. Así pues, los invasores se aprestaron a dejar el país tan pronto como se celebraran elecciones y resultara elegido un nuevo gobernante nicaragüense. Se convocó a comicios y triunfé la candidatura liberal de Juan Bautista Sacasa. El nuevo presidente, que debía tomar posesión de su cargo el lo. de enero de 1933, era tío de la señora De Bayle de Somoza; esto es, tío político del favorito de la señora ministra de Norteamérica. El día de Año Nuevo de 1933 tomó posesión de la presidencia Juan Bautista Sacasa. Un mes y un día después, el 2 de febrero, el general Sandino firmaba los convenios de paz. Ya no había un soldado interventor en tierras de Nicaragua. Lo que quedaba allí era una Guardia Nacional, con su segundo jefe ascendido a jefe director; un jefe nicaragüense, con menos responsabilidad y menos escrúpulos que un nativo de Norteamérica. El héroe de Las Segovias debía sospecharlo, pero el curso de los acontecimientos le exigía ignorarlo. Pues en la historia de Nicaragua él era un parto prematuro, y estaba llamado a ser, por tanto, un mártir y no un realizador Había transcurrido un año. Empeñado en organizar empresas agrícolas y mineras en la zona nordeste de Nicaragua el general Sandino permanecía alejado de las actividades públicas, rodeado por los veteranos de sus fuerzas y sus familia. res, a quienes quería asociar a los negocios que planeaba. A mediados de febrero a 1934 hizo una visita a Managua. La Guardia Nacional hostilizaba a los sandinistas, exigiendo la entrega de armas que no existían; la intranquilidad agitaba toda la región, y el héroe quería hallar una fórmula para resolver esa situación; a la vez, iba en busca de ayuda para sus empresas. Mientras esto ocurría otro grupo de quince soldados de la Guardia Nacional, al mando del mayor Policarpo Gutiérrez y el teniente Federico D. Blanco, rodeaban la casa del ministro Salvatierra. Tanto el grupo que mandaba al mayor Delgadillo como este otro que había allanado la residencia del ministro Salvatierra, se mantuvieron en constante contacto por medio de enlaces que iban y venían en automóvil de un lugar a otro. A esa misma hora Tacho Somoza escuchaba un recital que ofrecía la poetisa peruana Zoila Rosa Cárdenas en el Campo de Marte, siendo ésta la primera vez que un acto de esa naturaleza se llevaba a cabo en aquel lugar. Sandino hizo un último esfuerzo, convenciendo al mayor Delgadillo que fuese a ver a Tacho Somoza y -le ‘recordase su reciente amistad, confirmada con el intercambio de fotos en las que se consignaban dedicatorias expresivas y cordiales. El mayor Delgadillo llegó al Campo de Marte y regresó diciendo que no había podido ver al general Somoza y por ende que era del todo imposible hacerle llegar su mensaje Hasta aquí la prolija exposición del ex teniente Abelardo Cuadra. Su declaración coincide con la del padre de Sandino y la del ministro Salvatierra en los detalles anteriores a la ejecjÓfl, pues ambos fueron presos conjuntamente con el general Sandino y sus compañeros. Coincide también, en líneas generales, con la del presidente de la Cámara de Diputados de Nicaragua, hecha una semana después de los sucesos, vía telefónica, al diario La Hora de San José de Costa Rica. Por su posición, el presidente de la Cámara debía estar enterado de los hechos; y él comienza su breve pero dramático relato dando cuenta de la reunión de Somoza con los oficiales subalternos para levantar un acta en que éstos1 según las palabras de Sandoval, “se comprometían a ser solidarios en el asesinato que se iba a cometer”. Don Gregorio Sandino, padre del mártir, y el ministro Salvatierra, declararon que mientras ellos se hallaban detenidos oyeron los disparos y que el desdichado padre del héroe comentó: “Ya están matando a Sócrates y a los otros”; y un poco más tarde, al oir otros disparos más lejanos: “Ya están matando a Augusto”. El ministro norteamericano debió acudir inmediatamente a evitar el crimen, puesto que la vida de Sandino debía ser preciosa para el prestigio de los Estados Unidos; y ocurre que no lo hizo, sino que se presentó más allá de media noche en el cuartel donde se hallaban presos don Gregorio Sandino y el ministro Salvatierra. Por otra parte, ¿quién le dijo que se encontraban allí, siendo que ni el propio presidente Sacasa lo sabia?. Sólo una persona: Anastasio Somoza Un análisis elemental nos conduce, por de pronto, a esta conclusión: el ministro Bliss Lane supo, inmediatamente después de consumados los hechos, por boca de Somoza, que Sandino y sus compañeros habían sido asesinados. Ahora bien, ¿supo que iba a producirse ese escandaloso crimen antes de que ocurriera?; ¿lo supo después, porque él indagó o porque Somoza fue a informarle?. Cuando Somoza dijo a los oficiales reunidos en su residencia, a las siete y media de la noche, que llegaba de la Legación americana y que en una conf rencia con el ministro éste le había asegurado que “el gobierno de Washington respalda y recomíenda la eliminación de Augusto César Sandino”, ¿estaba diciendo la verdad o estaba sólo presionando a sus subalternos con la noticia de que el asesinato era una orden de Washington?. Y si dijo la verdad, La Guardia Nacional de Nicaragua fue adiestrada para matar a Sandino y a sus hombres; se le adiestré material y lógicamente. Somoza, como Trujillo, a Poker de Espanto en el Caribe
Ayn Rand’s Anthem: Individualism and Language Essay. Introduction Anthem a dystopian novella by Ayn Rand, originally published in 1938. It tells the story of a man’s struggle with individuality in a society where it is forbidden. The novella’s central theme is individualism, its relation to progress and humanity, framed as a modern version of the Prometheus myth. It also makes use of a limited vocabulary to illustrate how limited thought is when devoid of the possibility to think of the self. This essay will examine some of Anthem’s themes and its main character. Summary Anthemfollows Equality 7-2521, a man is living in a conservative collectivist society where individualism has been eliminated. Nothing bears a unique name except a practical descriptor of its function, such as “Home of the Scholars.” Even human beings’ names follow a pattern, consisting of a generic noun like Unity or Similarity, and a number. Technology has collapsed from presumably advanced levels to the point where the newest invention, a candle, had been made a hundred years ago. From an early age, the protagonist notices that he surpasses his peers: taller, smarter than most, and, when he finally sees his reflection for the first time, more beautiful. Eventually, he finds a ruined tunnel left by the pre-collapse civilization, where he hides and performs various experiments. These experiments finally lead him to rediscover electricity, but when he presents his invention to the Council of Scholars, he is sentenced to death. The device is a transgression and must be destroyed because it was individual thought and research that led to it, and “what is not done collectively cannot be good” (Rand 111). Equality 7-2521 has no difficulty escaping to the nearby Uncharted Forest with his love interest, where they find joy in their newly rediscovered individuality, and eventually settle down in an abandoned pre-collapse house. As the novella ends, the couple has taken on the names of Prometheus and Gaea. Prometheus plans to eventually return to the City from which they fled to recruit individuals like himself and rebuild an individualistic, independent society. Themes The central theme in Anthem is individuality, rediscovered as the protagonist is rejected by his society and has to learn to think and act for himself. As he does, he discovers that the world outside of the safe, if restrictive, City, is surprisingly friendly, food is plentiful, and no danger is evident. All one needs is the toil of one’s hands, a value that is prevalent in Rand’s later works. Another theme is the way a limited language prevents people from expressing or even understanding their desires, similar to Orwell’s 1984. In Anthem’s case, it is the individualistic expression that has been abolished, and contrary to other dystopian fiction, this abolition has “resulted in physical and spiritual degradation” (Ashford 14-15). This degradation of language is used in the novella itself, as it only contains 1992 unique words (including plurals, etc.) in its length. There is a noted expansion of the protagonist’s vocabulary in later chapters, after he escapes, associating expression and, through emotion, humanity, with freedom and independence. There is an allegory to the Prometheus myth, as Equality 7-2521 builds an electrical light (also a source of heat, making it a clear stand-in for fire) to present to the people of the City. This gift is rejected, and it is not God, but the people themselves that punish him. However, in being cast out, he steals another, figurative, fire — the fire of knowledge, individualism — for himself. The technical nature of the device is essential, as technological progress, as brought forth by remarkable individuals, is a significant theme in Rand’s work. “Creation by the individual mind is what makes the human world possible,” associating progress with humanity, as noted by Murnane (141). Anthem presents this association almost literally: the dehumanized, anonymous collective rejects it, and the individual has to bear the burden of discovery. Character The only character that gets any definition is the protagonist, Equality 7-2521, later Unconquered and Prometheus. A fellow street sweeper is described as his friend, but nothing can be gleaned from his only action in the novella, refusing to betray the hero’s discovery of an abandoned tunnel. Even his love interest, Liberty 5-3000, gets little to no characterization: she follows him into exile, promises to follow him unconditionally, and die with him if necessary (Rand 129). Later she spends time in front of a mirror, suggesting pride in her appearance and possibly vanity. Therefore, Equality 7-2521 and his growth into Prometheus is the only character that shall be discussed. At the start of the novella, he is compliant with society’s norms. He does not know the word “I” and only refers to humans, including himself, in the plural. He views his thoughts and actions and sinful — some of the first words the reader sees are, “It is a sin to think words no others think…” (Rand 10). When he is assigned his lifetime duty as a Street Sweeper, he believes he “had been guilty, but now we had a way to atone for it” (Rand 27). However, merely wishing to become a Scholar in the first place is enough to show that he has individuality and ego, but struggles to express them. Spotting a young woman he likes, the protagonist still struggles to express his thoughts but gives her a unique name — The Golden One. It is a severe transgression since the name “includes the word “one,” a word implying the very individuality that is forbidden by the society” (Knapp 84). Furthermore, the name no longer follows a random pattern, but is directly inspired and describes its owner — precisely, her hair. Not only does this act express Equality 7-2521’s individuality, but acknowledges it in another being, signifying his growth. In the final chapters, having fled the City and forced to fend for himself, the hero finally finds happiness. His vocabulary expands, culminating in finally learning the word “I” and unlocking a desire not just to be an individual but share his individuality with others. It is his true gift to bring back to society, not the reinvention of a light bulb, the much more literal reference to the myth of Prometheus. Discussion The use of a limited vocabulary is striking, demonstrating how difficult such seemingly universal concepts as friendship can be hard to express in a society where “all men are our friends” (Rand 33). The protagonist openly struggles with explaining his friendship with another person, and Unity’s confession of love turns into “We are one… alone… and only… and we love you who are one… alone… and only” (Rand 137). These feelings, while directed at another person, rely heavily on the concept of self, which the City’s society attempts to eradicate. Anthem’s themes and allegories are laid bare. Therefore, the novella is to be viewed as much more metaphorically, intended to be taken as a parable. Like many other dystopias, it serves as a cautionary tale but does so without referring to any particular geography or ideology besides the broad category of collectivism. A future like the one described can happen, according to Rand, anywhere and to any society that begins relying too heavily on the collective in favor of the individual. Conclusion Anthem is an interesting and important dystopian work and an early display of Ayn Rand’s individualistic ideology. Its themes of individualism and progress would continue to be central to Rand’s future work. While the struggle of the individual in an oppressive society is common to dystopian fiction, Equality 7-2521’s quest puts the search for individuality itself on the forefront, setting Anthem out. In the end, the modern Randian Prometheus’ gift to the people is neither light nor warmth, and it is Ego. Works Cited Ashford, David. “A New Concept of Egoism”. Johns Hopkins University Press, vol. 21, no. 4, 2014. pp. 977-995 Knapp, Shoshana Milgram. “Ayn Rand’s Anthem: Self-Naming, Individualism, and Anonymity”. A Journal of Onomastics vol. 64, no. 2, 2016, pp. 78-87 Murnane, Ben. Ayn Rand and the Posthuman: The Mind-Made Future. Palgrave Macmillan, 2016 Rand, Ayn, Anthem. Klaus Nordby, 2016, klausnordby.com/anthem/Anthem.pdf. Accessed 15 Aug. 2019 Ayn Rand’s Anthem: Individualism and Language Essay
Being mentally and emotionally healthy implies being happy and leading a carefree life. However, in reality people cannot always remain carefree and happy because life offers challenges and opportunities almost on a daily basis in growing and discovering themselves and their abilities. In order to determine if a person is emotionally and mentally happy, it is required to first ascertain if the person is able to mentally deal with circumstances and situations that confront him in life. This means that people are considered emotionally healthy if they can control their thinking, emotions and behaviors. This feeling of being in control permits them to continue feeling good about their life and they are able to have good and positive relationships. The bottom line in this context is that such people are able to keep problems and difficult situations in perspective (Hansell, 2008). It is true that people can be faced with emotional problems, mental illnesses as well as physical problems and still continue remaining emotionally and mentally healthy. People that are emotionally healthy are able to manage and get by with problems faced in daily life such in school, work and family situations. This becomes possible because they have learnt to effectively handle stress, worries and anger. Such people understand when they need to ask for assistance from a medical professional or counselor. Modern world lifestyles have created imbalance in the emotional health of a large percentage of the population and stress is the main cause for the increasing incidence of mental health problems. Consequently, there is confusion and mental imbalance whereby people are unable to focus on issues that they need to give importance to, thus leading to dissatisfaction in life. The challenges associated with mental and emotional pressures are aptly demonstrated by the character John Merrick, who is the main character in the movie, The Elephant Man. Merrick was a nineteenth century side show artist and was suffering from extreme physical disabilities and deformities. Although most side show artists had the ability to speak and smile and appeared to be reasonably normal human beings, Merrick was deformed to such an extent that he could not be identified by human beings. He did have both arms and legs, but his widespread congenital disorders led to abnormal growth over his entire body because of which he was extensively disfigured. He was not able to lead a normal human life but his mental and emotional state was entirely different because he never appeared to be tense or distraught about his physical condition. Get your 100% original paper on any topic done in as little as 3 hours Learn More His life example is that of a person who was able to reconcile to his extreme deformity despite the pathetic life he led in hiding himself from the glaring eyes of people. By depicting the life of such a man, the movie Elephant Man evokes strong sentiments relating to pity, sorrow, compassion as well as admiration for a man who appeared to be in high spirits despite his extreme hardships. During the nineteenth century, physical and mental impairments were mostly a subject of ridicule and it is evident that with hardly any financial assistance or social support, Merrick must have undergone immense suffering. The true story of Merrick is indeed very inspiring for viewers who are provided with a roller coaster of emotions and acts of cruelty against Merrick, who is depicted as simply struggling to survive. However, despite his hardships Merrick does not get mentally disturbed and his life gradually transforms. He eventually transforms his life, becomes famous and develops friendship with English Royalty. Merrick continued to remain positive and in high spirits as far as possible and is a true example of a person who was able to cope with his extreme hardships and thus remained emotionally healthy. Works Cited Hansell, James., and Lisa Damour. Abnormal Psychology, second edition, Wiley, 2008.

MCC Social Location Experiences and Learning Discussion

MCC Social Location Experiences and Learning Discussion.

Hell, I have some work to do, I explained everything below . and make sure to look at Discussion Rubric . Discussion Social Location Purpose: The purpose of this discussion is to get you to understand social location. Your social location is crucial to sociological analysis. We very much look to social location to explore whether you end up in a prison cell or college classroom for example. People from different social locations (lower class, female, Hispanic, etc.) have different life chances as you will see this term. In fact, when you interact with your classmates, you’ll see first hand how people have different social locations and that may act as a predictor of your employment, views on society, education, or even health status.What is social location? Social location does NOT mean where you live geographically necessarily. Social location is really talking about the many social demographics a given person is comprised of. What does this mean? Social demographics consist of your race, ethnicity, age, gender, education, social class, sexual orientation, religion and so on. It is also imperative to understand that we are NOT just one of these. For example, I am a white male in my thirties with a certain education for example. Therefore your social location is comprised of several social demographics.Sounds great right? Well, we can think about how our social location can help us and how it can possibly hurt us or prevent us from obtaining something. What is meant by obtain something? Our social location may act as a predictor to what type of job we get, the quality of education we attain, or simply how the social world treats and views us!Instructions: Using social location, discuss how you “made it” as a college student at Macomb Community College. You need to have a minimum of 3 full sentences for each response. If you write less than that you are NOT discussing enough. You must answer all the questions. You also must reply to your classmates posts/comments. 10 points. It is important that we learn from each other during these group discussions. It is okay if you don’t always agree with someone else’s point of view. In fact, hearing those points can actually be very educational. But be respectful!10 points total Instructions: you are free to answer with any aspect of social location. But, you must answer using the social location concept found in chapter 1. Please follow the rubric below to help guide your answers. Address ALL the questions below.1) Discuss how you think your social location has had a possible impact on you attending college.2) Discuss how you think social location may potentially hurt/prevent someone from attending college.Discussion RubricCriteriaRatingsPtsThis criterion is linked to a Learning OutcomeDemonstrates knowledge & understanding of content3 ptsExcellent (posts were well developed & questions addressed)2 ptsSatisfactory (Posts were developed & questions addressed)1 ptsUnsatisfactory (Posts were made but did not address question asked)0 ptsDid not post (No posts. No knowledge & understanding of content.3 ptsThis criterion is linked to a Learning OutcomeEngagement of Discussion3 ptsExcellent (Responded to classmate posts with follow up questions probing more discussion & creativity)2 ptsSatisfactory (Responded to classmate posts with follow up questions)1 ptsUnsatisfactory (Responded to classmate posts with no follow up questions)0 ptsDid not post (No posts. Did not engage)3 ptsThis criterion is linked to a Learning OutcomeQuantity of Responses/replies3 ptsExcellent (Responded to ALL Discussion questions and 2 participant responses)2 ptsSatisfactory (Responded to 1 discussion question and 1 participation response)1 ptsUnsatisfactory (Responded to 1 discussion or 1 participation response)0 ptsDid not post (No posts were made)3 ptsThis criterion is linked to a Learning OutcomeClarity1 ptsExcellent (Responses were clear, understandable and free of grammatical errors)0.5 ptsSatisfactory (Responses were clear with 1 to 3 grammatical errors)0 ptsDid not post (No posts were made)0 ptsUnsatisfactory (Response(s) unclear and not understandable)1 pt
MCC Social Location Experiences and Learning Discussion

CRJ 322 Strayer University Mental Disorders Discussion

write my term paper CRJ 322 Strayer University Mental Disorders Discussion.

Mental Disorders” Please respond to the following:1. Examine the criminal case from the e-activity and identify the type of mental disorder of the person(s) involved and the key characteristics associated with it. Use the Strayer library (https://research.strayer.edu) to identify a criminal case associated with a mental disorder. 2. Next, suggest ways in which social or psychiatric support could have helped the defendant before committing the criminal act.3. Justify your response.Be sure to inform your response with facts from sources. Use our webtext each week and at least one scholarly outside source. You must cite the sources you use in-text and give a full citation at the end of your response using the Strayer Writing Standards.
CRJ 322 Strayer University Mental Disorders Discussion

Need Help With Book Analysis Essay

Need Help With Book Analysis Essay.

The book is about 175 pages in total and you need to download Adobe Digital Editions on PC to use it becuase it is an .epub file. How does The Last Duel expand your understanding of the social and political structure of Late Medieval France? Evaluate how much students can learn from a microhistory versus how much can be learned from a standard textbook like Backman. Be sure to use examples and quotations from both Backman AND The Last Duel. You must have a thesis which the body of the paper develops. Topic sentences should tie directly into your thesis statement.Papers must be 2.75 pages to 3.25 pages, double spaced, 12 point Times New Roman font, with one-inch margins on all sides. Papers shorter than 2.75 pages will receive no higher than a 70; papers longer than 3.25 pages will have 10 points deducted.
Need Help With Book Analysis Essay

Please show calculations/equations used to solve. Problem 5-22: Arnot International’s bonds have a current market price of $1,200. The

Please show calculations/equations used to solve. Problem 5-22: Arnot International’s bonds have a current market price of $1,200. The bonds have an 11% annual coupon payment, a $1,000 face value, and 10 years left until maturity. The bonds may be called in 5 years at 109% of face value (call price 5 $1,090). a. What is the yield to maturity? b. What is the yield to call if they are called in 5 years? c. Which yield might investors expect to earn on these bonds, and why? d. The bond’s indenture indicates that the call provision gives the firm the right to call them at the end of each year beginning in Year 5. In Year 5, they may be called at 109% of face value, but in each of the next 4 years the call percentage will decline by 1 percentage point. Thus, in Year 6 they may be called at 108% of face value, in Year 7 they may be called at 107% of face value, and so on. If the yield curve is horizontal and interest rates remain at their current level, when is the latest that investors might expect the firm to call the bonds? Problem 7-17: What is the required rate of return on a preferred stock with a $50 par value, a stated annual dividend of 7% of par, and a current market price of (a) $30, (b) $40, (c) $50, and (d) $70? (Assume the market is in equilibrium with the required return equal to the expected return.) Mini Case Study During the last few years, Jana Industries has been too constrained by the high cost of capital to make many capital investments. Recently, though, capital costs have been declining, and the company has decided to look seriously at a major expansion program proposed by the marketing department. Assume that you are an assistant to Leigh Jones, the financial vice president. Your first task is to estimate Jana’s cost of capital. Jones has provided you with the following data, which she believes may be relevant to your task: * The firm’s tax rate is 25%. * The current price of Jana’s 12% coupon, semiannual payment, noncallable bonds with 15 years remaining to maturity is $1,153.72. There are 70,000 bonds. Jana does not use short-term interest-bearing debt on a permanent basis. New bonds would be privately placed with no flotation cost. * The current price of the firm’s 10%, $100 par value, quarterly dividend, perpetual preferred stock is $116.95. There are 200,000 outstanding shares. Jana would incur flotation costs equal to 5% of the proceeds on a new issue. * Jana’s common stock is currently selling at $50 per share. There are 3 million outstanding common shares. Its last dividend (D0) was $3.12, and dividends are expected to grow at a constant rate of 5.8% in the foreseeable future. Jana’s beta is 1.2, the yield on T-bonds is 5.6%, and the market risk premium is estimated to be 6%. For the own-bond-yield-plus-judgmental-risk-premium approach, the firm uses a 3.2% risk premium. a. (1) What sources of capital should be included when you estimate Jana’s weighted average cost of capital? (2) Should the component costs be figured on a before-tax or an after-tax basis? (3) Should the costs be historical (embedded) costs or new (marginal) costs? b. What is the market interest rate on Jana’s debt, and what is the component cost of this debt for WACC purposes? d. (1) What are the two primary ways companies raise common equity? (2) Why is there a cost associated with reinvested earnings? (3) Jana doesn’t plan to issue new shares of common stock. Using the CAPM approach, what is Jana’s estimated cost of equity? f. What is the cost of equity based on the own-bond-yield-plus-judgmental-risk-premium method? m. Jana is interested in establishing a new division that will focus primarily on developing new Internet-based projects. In trying to determine the cost of capital for this new division, you discover that specialized firms involved in similar projects have, on average, the following characteristics: Their capital structure is 10% debt and 90% common equity; their cost of debt is typically 12%; and they have a beta of 1.7. Given this information, what would your estimate be for the new division’s cost of capital? n. What are three types of project risk? How can each type of risk be considered when thinking about the new division’s cost of capital?